Blogs‎ > ‎Cuerpo‎ > ‎

Muñeca abierta

21 de enero 2016
Hace un tiempo nos preguntaron por qué se sufría de "muñeca abierta". Explicaremos en este artículo qué es, e intentaremos de una manera sencilla explicar sus causas y la labor del fisioterapeuta en estos casos. 






Biomecánica Codo y mano




Músculos y tendones de la muñeca y mano


Ilustración 3

Hemos oído desde pequeños muy frecuentemente esta expresión, pero ¿a qué se refiere la gente cuando dice que se le ha abierto la muñeca? ¿Se abre realmente?  


Se define como un dolor en la muñeca, en la zona dorsal, de difícil palpación y provocación; paulatino y constante sin un traumatismo causante aparentemente. Este dolor aparece poco a poco, en reposo o en posiciones mantenidas, y a veces como falta de fuerza por dolor. Se alivia cuando se efectúa presión al abrazar la muñeca. 


Este cuadro corresponde a un dolor ligamentario. El origen puede tener varios factores: una laxitud genética (ligamentos más flexibles que la media de población)movimientos repetitivos o cargas de peso con el miembro superior. Lo que en definitiva se produce es INESTABILIDAD de muñeca y en los casos más severos llega a formarse un GANGLIÓN. Evidentemente estos síntomas pueden corresponderse a muchas patologías y habría que acudir a un profesional sanitario para su exploración y aplicación del tratamiento correspondiente. 


La muñeca y mano están formadas por una serie de pequeños huesos llamados “huesos del carpo”. El carpo se estructura en dos hileras (carriles). La primera se articula con el radio y el cúbito y se mueve en dos sentidos (arriba/abajo, izquierda/derecha). La segunda hilera se encuentra entre los metacarpianos (que se prolongan en los dedos) y la primera hilera. Éstos actúan como contrafuerza, realizan el movimiento contrario a la primera hilera (cuando una se desplaza arriba, la otra desciende), y transmiten la fuerza de los dedos a través de sus flexores y extensores


A su vez, en el antebrazo, el cúbito y el radio tienen un movimiento entre sí cruzándose cuando giran: poniendo la palma hacia arriba (supinación) y abajo (pronación); y respecto al codo: flexionando (hacia arriba) y extendiendo (abajo). 


Todo el sistema óseo articular lo mueven músculos. Os dejamos un vídeo por si queréis entender mejor su funcionamiento 

 
La función de músculos y tendones es la de mover el conjunto de huesos del codo, antebrazo, muñeca y mano. Acercando sus extremos consiguen realizar los movimientos. Los problemas ocurren cuando este sistema muscular deja de ser flexible y empieza a "LIMITAR" las articulaciones, no dejando que actúen con una mecánica correcta. Si además añadimos un componente de COMPRESIÓN por posturas mantenidas comenzará la patología, porque el cuerpo intentará buscar compensaciones para moverse. Con estas limitaciones lo realizará de una manera anormal y poco eficaz biomecánicamente. 


Vamos a fijarnos ahora qué pasa con los ligamentos en situaciones patológicas. Éstos suelen lesionarse propiamente por traumatismos (caídas, movimientos más allá del rango normal) causando esguinces y en los casos más severos luxaciones. Pero en la patología a la que nos referimos, van dando de sí, dañándose su tejido hasta romperse, como explicábamos en el párrafo anterior. Una "HIPOmovilidad" siempre conlleva una "HIPERmovilidad" que normalmente suele ser la sintomática.


Varias CAUSAS: 

 

1 Rigideces de los músculos flexores y/o extensores del antebrazo.  

Estos músculos efectúan de forma aislada o conjunta mucha compresión de los huesos escafoides y semilunar (principalmente) entre el radio y grande. Esto se produce por cargas manuales de peso, movimientos repetitivos y posturas mantenidas. A la larga puede generar un daño en el ligamento escafolunar como se ilustra la flecha en el tercer dibujo. 

 

2. Rigideces en los músculos de giro de muñeca (prono-supinación) 

Los músculos que realizan esta acción son muy potentes, porque nos aseguran una postura de eficacia de fuerza. Con su contracción podemos flexionar el codo mucho más fuerte que si estuvieran relajados (sistema de coordinación muscular). Eso quiere decir que pueden quedar fijados en el codo (cúbito y radio) pero con demasiada movilidad compensatoria en la muñeca. 

 

3. Rigideces de flexores del codo (bíceps, braquial y supinador)  

Se añade a la situación anterior, limitando el movimiento a nivel superior (en el codo) y obligando a la articulación inferior (muñeca) a moverse más o hacer fuerza en posiciones más extremas de lo que debería de soportar 

 

4. Artrosis radiocarpiana y o radiocubital (en los casos más severos) 

La evolución de la compresión + rigidez muscular provoca artrosis. Cuando ya no podemos mover nada la articulación, sufrimos las consecuencias compensatorias, además de dolores durante los brotes inflamatorios de la articulación afectada (artritis) 

 

5. Ganglión de muñeca (evolución de una inestabilidad por daño capsulo-ligamentoso o tendinoso) 

Cuando el ligamento o cápsula se lesiona, el líquido que actúa de amortiguador invade el espacio de la articulación o bien sale del tendón a la vaina tendinosa, causando un abultamiento que se conoce como ganglión. El cuerpo va reponiendo el líquido amortiguador y cuanto más compresión y posición mantenida (sobre todo en flexión) se tiene, más liquido sale al exterior y más crece el ganglión. Hasta que el dolor aboca a operación porque con otros tratamientos ya no se puede recuperar. 

 

La fisioterapia tiene soluciones para la mayoría de las causas de la inestabilidad. Por eso, no dudes en acercarte a tu fisioterapeuta de confianza, que te explore y ponga el tratamiento adecuado para solucionar el problema.


El equipo de Puerto Salud